sábado, 11 de febrero de 2017

Siempre fuerte.

Tengo la vida rota. Hecha cristales.
Pero, a pesar de todo, me gusta andar descalza. Sentir la sangre en los pies me hace sentir que no, que todavía quiero correr hasta que el cuerpo aguante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada