viernes, 17 de febrero de 2017

Otra vez.

Otra vez. Otra vez en otra cama que no es la tuya. Otra vez otro cuerpo que no es el tuyo. Otra vez otra boca que joder, no es la tuya. Otra persona. Esa persona. No tú. Te quiero. Mucho. Ni te imaginas cuanto. Y me quieres. Mucho. Lo sé. Me lo has dicho. Me lo has demostrado infinitas veces. Entonces por qué no? Por qué sí pero no? Por qué no pero sí? Por qué estamos jugando a este juego que ni entiendo ni me gusta? No entiendo nada. Dejemos de hacernos daño gratuitamente.  O jugamos los dos a lo mismo, con las mismas normas y con las mismas condiciones o no juego. Así no. Porque me duele. Porque así no es vivir. Al menos no cómo me gustaría. Me encantaría estar en tu cama ahora mismo. Ser yo la que te entienda. Ser yo la que te sonría cada mañana cuando despiertes. Ser yo. Ser. Ser yo la que poco a poco, pasito a pasito, cure tus heridas, porque nos han hecho daño, a los dos, mucho, pero no tenemos que tener miedo a querer, no siempre va a ser así, no siempre va a salir mal. Déjate querer. Permítete sentir. Déjate llevar. Déjate. Somos muy complicados, los dos. Pero nos entendemos. No me gustaría que fuese de otra forma. Me gustas feliz. Me gustas enfadado. Me gustas preocupado. Me encantas cuando sonríes y solo yo entiendo tu sonrisa. Cuando "no te cabe la lengua en la boca". Me gustas. Me encantas. ¡Joder!.

sábado, 11 de febrero de 2017

Siempre fuerte.

Tengo la vida rota. Hecha cristales.
Pero, a pesar de todo, me gusta andar descalza. Sentir la sangre en los pies me hace sentir que no, que todavía quiero correr hasta que el cuerpo aguante.

jueves, 9 de febrero de 2017

Cóseme.

Yo sé que me miras pero no me ves. 
Yo quería tu parte, no partirme en cien. 
Tú prefieres: "aquí quedo" a "quédate". 
Yo prefiero antes la herida que la piel. 
Yo digo mañana, todo saldrá bien. 
Tú sigues diciendo no olvido el ayer. 
A ti te siguen matando las dudas... Tus sí pero no, tus no pero sí.
Solo dime cuando, no me digas donde, solo somos fuerzas, juntas que se rompen. 
Y aquellos planes que no hicimos porque sé que no hay destino alguno que nos siente bien. 
No es contigo en el camino, es caminar solo conmigo y que te vengas tú también. 
Quiero bailar con la suerte y que me diga 
que se viene aunque ella me pise los pies. 
Y a un solo error de acertar parece que te fallé. 
Y así fue, que siempre me empeño en volver, sabiendo que puedo perder, sabiendo muy bien que se rompe. 
¿Sabes qué? 
Te estoy diciendo cóseme 
que cierres lo que abriste ayer, 
no que hagas como que te escondes. 
Normal que me importe, si te estoy buscando, y ahora en mí te escondes. 
Solo dime bien, si me quieres cuanto, porque ya no sé. Dices no es pa' tanto, pero pa' mí lo es, y ahora dime, ¿salto o me quedo en tu piel? Algo dice vete y yo digo átate. 
Todos tenemos esa persona que nos hizo mil pedazos y nos dijo, ahora constrúyete. 
Yo solo quería cambiar de aires, no necesitar de ti, sí quiero respirar también. 
Dices que no dependes de nadie, pero eso solo lo dices, pa' pensar que te quieres lo sé. Ya no puedo contenerme, con tenerte ya está bien.

[Canción de Beret - Cóseme.]

sábado, 7 de enero de 2017

Lunática creciente

Querida Luna Llena:

Que se vayan los miedos, las dudas, los sí pero no, que vengan los besos de gnomo, los mordiscos y las apuestas a las 7 de la mañana.

Pero bueno, ya sabes, es un juego, pensé que sabías de qué iba el rollo...😋

León.

Entonces el depredador, giró su cabeza para dejar el cuello al alcance de sus dientes.