lunes, 30 de junio de 2014

Querida Yo.

Una vez hecha mi lista de prioridades, solo me faltaba fuerza de voluntad, constancia y, sobre todo, mucho esfuerzo para conseguir todos y cada uno de los objetivos propuestos.
Aunque lo primero que tengo que hacer, es despedirme de mi Yo del pasado, y qué mejor que hacerlo escribiéndole esta carta...
 
<<Hola, Yo del pasado. Aquí sigo yo, intentando no cometer tus errores e intentando dejarle a nuestra Yo del futuro algo bonito por lo que seguir hacia delante. Se están produciendo muchos cambios por aquí, ya sabes, una no puede seguir siendo tan débil, porque la vida no te lo permite. 
¿Sabes?, a veces me digo que echar la vista atrás no será tan malo, pero luego recuerdo que si eres mi pasado, por algo será y me da pena dejarte entre algunos recuerdos tristes, aunque también entre muchísimos recuerdos bonitos.
Siento decirte que eso de pensar más en los demás que en ti...mala cosa; y que eso de confiar en los demás ciegamente también es un fallo muy gordo, que la desconfianza, al fin y al cabo, nos pudo salvar de algún mal trago. Vamos, que eso de la ingenuidad se ha acabado y espero que nuestra Yo del futuro se aplique el cuento. También debería decirte que no supiste quererte muy bien y ese ha sido un fallo muy gordo que ahora me tocará enmendar, maldita hija de puta. 
De todas maneras, lo hiciste lo mejor que supiste y todo el mundo comete errores. No te digo todo esto para que te sepa a reprimenda, pero claro, ahora que ya sabemos cuales fueron los errores, la clave está en que no se vuelvan a repetir. Ahora que tengo yo, más o menos, las riendas de nuestra vida, es momento de acelerar un poco y coger a la felicidad por los cuernos, que creo que te mereces una venganza; así, como suena, una venganza, demostrándote a ti misma que podrías haber sido mucho más feliz. Y claro, me dirás que tú no has tenido toda la culpa y no, pero si hubieras sido más lista te habrías apartado de todo lo que te restaba sonrisas.
En fin, que tu turno se pasó hace mucho y yo, que seguía durmiendo, me acabo de dar cuenta y tengo que recuperar el tiempo perdido. Solo te escribía para decirte que hay cosas de ti que siempre guardaré, como el abrirte a los demás, aunque ahora con un poco más de cabeza; también recordaré de ti esa manera de hablar por los codos, pero habrá que llevar un poco de control también. Creo que también recordaré que en tu tiempo fuiste alguien bastante dulce, pero se acabó dar a quien no da, que eso era algo típico de ti. A partir de ahora, seré buena con quien se lo merece, y que le jodan al resto. Y qué decirte sobre los amores... paso a paso.
Bueno, Yo del pasado, dentro de un tiempo me tendrás a tu lado, pero solo cuando haya podido dejar el presente lleno de bonitas sonrisas.>>

Besiños de la Srta. Impaciencia*

2 comentarios:

  1. Oish, dile a tu yo del pasado de mi parte que tiene que dejarse de tratar mejor a los que le dan patadas que a los que intentan levantarla cada vez que se tropieza ;) Creo que ese es el único mensaje que le dedico para que lo reflexione un poquitito :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trenquita, aunque no os lo diga tan a menudo como a lo mejor debería, valoro muchísimo a las personitas que me ayudáis a levantarme en cada una de mis caídas :)
      GRACIAS, y os quiero mucho muchiño

      Un besazo de la Srta. Impaciencia*

      Eliminar